Blog categories

Comments

Cómo cambiar el pañal a mi bebé

Uno de los retos que trae consigo la maternidad, sobre todo en las madres primerizas, es el cambio de pañal. Puede parecer difícil al inicio, pero con un par de días de práctica serás una experta. Aprovecha estos momentos diarios para conversar con tu pequeño/a y fortalecer el vínculo que tienes con él.

A continuación algunas recomendaciones:

  1. Prepara el material necesario: Pañales y Pañitos. Aquí podrás ver toda la oferta de pañales y pañitos o toallitas con la que contamos en Pototin.
  2. El lugar que elijas debe ser caliente, limpio y seco.
  3. Lava bien tus manos y sécalas, recuerda que estarás en contacto con zonas vulnerables de tu bebé.
  4. Suelta los adhesivos del pañal sucio y pégalos sobre sí mismos.
  5. Cubre sus partes íntimas con una toallita húmeda para que al momento de retirar el pañal no entren en contacto con popó (en caso de que sea esta la razón por la cual vas a cambiar el pañal).
  6. Levanta sus piernitas por los tobillos delicadamente con una mano.
  7. Retira suavemente el pañal doblándolo por la mitad con la parte sucia hacia adentro. Deja el pañal bajo las nalguitas de tu bebé y así evitarás mojar la superficie sobre la cual estás realizando el cambio.
  8. Con ayuda de los pañitos realiza la limpieza de sus partes íntimas y su nalguita, siempre de adelante hacia atrás, de esta manera evitarás posibles infecciones. Recuerda que si tu bebé es niña, será más propensa a las mismas por lo que te recomendamos tener especial cuidado.
  9. Retira el pañal sucio.
  10. Coloca un pañal limpio con la parte que tiene las cintas detrás de las nalguitas del bebé. Luego dobla la parte de abajo sobre su pancita separando sus piernas delicadamente.
  11. Cierra el pañal juntando las cintas con la parte de adelante.
  12. Coloca el pañal sucio en una funda, ciérrala y bota todo en la basura.

Recuerda, es importante cambiar el pañal cada vez que tu bebé lo ensucie, en lo posible apenas lo haga o máximo hasta media hora después, con esto evitarás posibles irritaciones e infecciones.